888-344-3916

Muchos pacientes informan después de la cirugía cambios en la cantidad, el tiempo y el carácter de sus flatulencia. Este suele ser un problema temporal, pero puede ser bastante incómodo. Los cambios en la dieta son una de las principales causas de gas. Además, ciertos alimentos producen más compuestos de azufre en el gas, lo que da como resultado flatos con olor desagradable. Los hidratos de carbono, edulcorantes artificiales, fibra, alto consumo de grasas y bebidas carbonatadas también pueden exacerbar el exceso de gas.

En pacientes con DS, la razón del problema tiene que ver con el hecho de que los alimentos pasan por el intestino mucho más rápido de lo normal. Debido a la reducción de tamaño del canal común a través del cual pasan los alimentos, se considera que algunos nutrientes como la grasa no se absorben bien, lo que genera el mal olor. Sin embargo, este problema se controla principalmente con cambios adecuados en la dieta y al comer yogur y probióticos.

Aquí hay un par de recomendaciones que ayudan a lidiar con el problema:

Coma despacio: para la mayoría de las personas, el intestino delgado se mueve rápido, lo que significa que la comida llega al colon (intestino grueso) rápidamente, y comer demasiado rápido puede hacerlo más rápido.

Coma porciones pequeñas: si usted es intolerante a la lactosa, esto es especialmente importante. Comer en exceso puede llevar al síndrome de Dumping, que es cuando la comida no digerida se vierte en el intestino delgado y causa calambres abdominales y náuseas.

Evite los alimentos grasos: la investigación ha demostrado que el problema es más intenso debido a que los pacientes no cumplen con su régimen dietético.

Medicamentos / Suplementos: Pregúntele a su médico acerca del subgalato de bismuto y un desodorante intestinal (Devrom es un ejemplo). Este medicamento es difícil de conseguir, pero se puede encontrar en línea y investigaciones recientes han demostrado que reduce el problema de manera bastante satisfactoria. Los antiácidos también pueden ser una buena opción, pero asegúrese de discutir esto con su cirujano y dietista.

Busque atención médica si tiene síntomas asociados severos o persistentes.