888-344-3916

Por qué hacer ejercicio sin dieta no te hará bajar de peso

Durante mucho tiempo, la idea de que el ejercicio es la mejor manera de deshacerse de los kilos extras se consideraba válida hasta que la investigación científica comenzó a demostrar que hacer ejercicio sin dieta no es la manera más efectiva de perder peso; un estudio reciente ilustra la verdad de este hecho.

Advertencia: El siguiente artículo se publica únicamente para propósitos informativos. Por favor consulte a su médico acerca del tipo y cantidad de ejercicio adecuado para usted. En Mexicali Bariatric Center, queremos que nuestros pacientes logren una pérdida de peso con dieta y usualmente recomendamos el ejercicio para lograr un estilo de vida saludable.

El artículo reúne varios estudios que revelan que comer correctamente es mucho más efectivo para la pérdida de peso que hacer ejercicio solamente. Los hallazgos se basaron en la comparación de una de las últimas sociedades cazadoras-recolectoras que quedan en el planeta, los Hazda. Debido a que su gente pasa la mayor parte de su vida diaria realizando actividades físicas, el antropólogo Herman Pontzer pensó en una hipótesis lógica: que el sedentarismo (trabajar sentados y con poca a  casi nula actividad la mayor parte del tiempo) era la razón para los altos índices de obesidad en Europa y los Estados Unidos.

Los resultados sorprendentemente mostraron que la tribu de hecho quema la misma cantidad de energía (calorías) que un norteamericano o europeo promedio, que pasa la mayor parte del día trabajando en una oficina. La pregunta entonces fue, si ambas poblaciones queman la misma cantidad de calorías, ¿por qué razón son delgados los Hazda y los occidentales no? Pontzer debió entonces adentrarse en la investigación y descubrió que la tribu tiene mejores hábitos alimenticios; no comen demás.

El artículo también reconoce que el peso corporal es una medida compleja. Antes, los científicos solo considerarían dos simples componentes para calcular el peso corporal y era tan simple como una operación matemática básica: consume menos calorías más/o quema más calorías igual a menos peso corporal.

Aunque esta fórmula continúa siendo efectiva y contiene algo de verdad, hoy en día, sabemos que hacer un cambio tanto en los hábitos alimenticios como en los de la actividad física pueden desatar una serie de cambios físicos y que estos pueden variar de una persona a otra. En algunos casos, estos cambios pueden de hecho sentirse como contraproducentes para conseguir la pérdida de peso: un ejemplo es que algunas personas comienzan a hacer ejercicio y por ello, sienten hambre con más frecuencia que cuando no lo hacen. Otras personas notan que esto depende de cuánto ejercicio hacen. A su vez,un ejemplo positivo es que un cambio en los hábitos también puede modificar la manera en que nuestros cuerpos utilizan energía en cada función corporal. La energía que nuestros cuerpos necesitan simplemente para sobrevivir, también conocida como metabolismo basal, o BMR por sus siglas en inglés, quema la mayor cantidad de calorías a lo largo del día, aún más que el ejercicio y qué tan rápidamente lo hace depende de muchas factores, tal como la genética, las hormonas y los hábitos.

Otro estudio en el artículo también revela cómo algunas personas comprometen la pérdida de peso con “comportamientos compensatorios” después de hacer ejercicio, lo cual no es lo mismo que sentir hambre en realidad. Estos comportamientos consisten en acciones inconscientes que cancelan el esfuerzo realizado durante el ejercicio, tal como comer más de lo normal o estar menos activos después de hacer ejercicio.

Por lo tanto, es importante que sea honesto consigo mismo sobre cuándo en verdad siente hambre, vigilarse a sí mismo y tener auto control de qué y cuánto come.

En resumen, la actividad física no solo será el factor principal para la pérdida de peso (ayudará definitivamente), pero sí contribuirá en gran medida en su salud general. Así que ¡no lo olvide! La mejor manera para volverse saludable y delgado es teniendo cuidado con cuánto come a la vez y qué come. Agregue algo de ejercicio y obtendrá los mejores resultados.

Los pacientes de cirugía bariátrica notan una pérdida de peso bastante considerable, con el mayor progreso durante los primeros seis meses a un año después del procedimiento. Sin embargo, no toda la pérdida de peso se debe a la pérdida de grasa. También se puede perder músculo y tener menos masa muscular puede disminuir la rapidez con que quema calorías, lo que hace que su BMR se vuelva más lento y esto significa perder grasa más lentamente.

Aprendamos entonces cuáles son los hechos:

1. Tratar de perder peso solo haciendo ejercicio, no solo es difícil, sino también poco probable;

2. La cantidad y el tipo correcto de ejercicio puede hacer que su BMR sea más rápido y le ayude a perder peso más rápidamente;

3. Comer la comida correcta y la cantidad correcta es indispensable para la pérdida de peso; y sobretodo,

4. Hacer ejercicio lo mantendrá sano.

Además,una gran razón para hacer ejercicio es que ya que haya perdido todo ese peso, usted querrá mantenerse en el peso ideal y ¿cómo se hace esto? El ejercicio es primordial para mantener el peso.