888-344-3916

Hace unos días una de nuestras pacientes tomó una decisión equivocada: unos días después  de su cirugía salió a comer sólida. No solo actuó contra su propio interés en bajar de peso sino, más importante, que puso en riesgo su salud.

Recordemos que la cirugía bariátrica es un proceso quirúrgico importante. Si bien se realiza vía pequeñas incisiones con equipo sofisticado, modificamos el sistema digestivo de los pacientes para que puedan tener una pérdida grande de peso en un menor tiempo. Es por eso que el cuidado que debe tomar alguien recién operado es vital. Lo único que sostiene al estómago después de un Manga, Bypass o  Switch Duodenal  son las grapas, por lo que hay que darle al cuerpo la oportunidad de cicatrizar correctamente. Comer antes del tiempo obligatorio significa perturbar el proceso de cicatrización, lo que aumenta considerablemente el riesgo de una fuga.

Los pasos, recuerden, son simples:

  1. Durante los primeros 10 días solo se pueden ingerir líquidos claros y suplementos de proteínas. Los líquidos claros son gelatinas sin azúcar, agua Propel, caldo nítido de pollo, te sin cafeína, jugo de manzana y de arándano, ambos sin azúcar. Esta fase es extremadamente importante pues el paciente está recién operado.
  2. Los siguientes 10 días los pacientes deben consumir líquidos completos, como son pudines, leche descremada, sopas o cremas bajas en grasa, yogurt, melón, papaya o sandía en trozos pequeños, licuados de proteína, etc. En esta fase hay que ir con cautela y, si todo sale bien, podemos pasar a la siguiente fase.
  3. Durante los siguientes 10-20 días el paciente bariátrico ya puede comer algunos alimentos blandos. En la dieta diaria debe incluir cereales, avenas, arroz integral, puré de papa, lentejas, entre otros, en cantidades moderadas y supervisadas. Deben ser 5 porciones pequeñas al día, no más. Es importante no consumir líquidos de manera simultánea a los alimentos, los líquidos deben consumirse solo 45 minutos antes y 45 minutos después de la comida. Si pasamos satisfactoriamente esta etapa por al menos 10 días, entonces ya podemos pasar a la siguiente.
  4. En esta etapa podemos consumir alimentos sólidos como mariscos, pollo deshuesado sin piel y todos los vegetales y frutas. Se recomienda evitar carnes rojas, pues son más fibrosas y difíciles de digerir inicialmente. Importante: está PROHIBIDO consumir alimentos sólidos antes de que haya pasado 1 mes de cirugía. Una regla general es evitar carbohidratos y consumir más proteína sin grasa, evitando siempre consumir mayonesa y mantequilla. Al igual que en la fase anterior, no debemos consumir bebidas durante los alimentos, pues esto puede provocar dolor de estómago severo.

Adicional a la dieta, a nuestros pacientes les proporcionamos Nexium para tomar diariamente para  controlar el ácido estomacal. Recordemos que las grapas son un cuerpo extraño, lo que obliga al estómago a producir más ácido, el no tomar medicamento antiácido  puede  provocar úlceras o hasta una fuga.  Es importante que se tomar el medicamento al menos 3 meses despues de cirugia aun cuando no se sienta  síntoma  alguno de reflujo.

Perderás mucho peso en esta incial de los 30 días después de cirugía pero recuerda que el propósito de esta dieta es sanar correctamente. Esto te permitirá tener una herramienta  con la que podrás trabajar el resto de tu vida para mantener tu peso.

Con el paso de los meses el cuerpo se adaptará y volverán a tener una alimentación normal, pero ahora con nuevos hábitos más saludables acorde a su meta de peso ideal. Es importante que durante los primeros tres meses los pacientes se comuniquen con nosotros cada 10 días para darle seguimiento a su evolución.

El éxito de esta nueva etapa depende de ti, pero estamos para ayudarte.