888-344-3916
  1. TU ESTOMA ES DEMASIADO GRANDE:

El estoma es la apertura de tu pouch o bolsa alimentaria hacia tus intestinos. Esta apertura es lo que permite a la comida atravesar. Si es demasiado grande no tendrás ninguna restricción, sin importar lo pequeño que tu pouch sea. La comida que comes viajará libremente hacia tu intestino delgado. El bypass funciona ofreciendo tanto restricción como malabsorción de modo que un estoma muy grande pondrá en riesgo tu pérdida de peso porque no te dará ninguna restricción. La apertura ideal del estoma es menor a 18 mm.

LO QUE PUEDES HACER:

Un estudio de trago de bario o endoscopía permitirá a tu cirujano conocer el tamaño de tu pouch y estoma. Necesita que el pouch sea suficientemente grande para que pueda trabajar en él. Si es de un buen tamaño, puede rehacer tu pouch y hacer más pequeño al estoma al mismo tiempo. Esta es la mejor opción.

Si el pouch no es suficientemente grande (más pequeño que 5 cm en altura) el estoma puede ser plegado para brindarte algo de restricción. Esa es una solución temporal que solo te ayudará inicialmente puesto que las suturas pueden deshacerse o el estoma puede estirarse de nuevo bastante rápidamente. Esta última opción solo se ofrece cuando el cirujano estará agregando también malabsorción puesto que no funcionará muy bien por sí solo.

2. HÁBITOS ALIMENTICIOS POBRES:

El bypass gástrico tiene la ventaja de permitir a los pacientes perder peso en dos formas. El componente restrictivo más el componente de malabsorción, perder peso en los primeros años es fácil si no tienes mucho cuidado en elegir lo que comes dada la naturaleza del bypass. Pero con el tiempo, si los hábitos no cambian, el peso puede regresar.

Recomendamos que los pacientes cambien sus hábitos alimenticios inmediatamente después de la cirugía. No solo maximizará tus resultados de pérdida de peso desde el inicio, si no que también te permitirá crear buenos hábitos que durarán toda la vida.

LO QUE PUEDES HACER:

Regresa a trabajar con tu bypass. La cirugía sigue ahí para ayudarte. La proteína es la clave con todas las cirugías de pérdida de peso, así que asegúrate que ingieras proteína en cada alimento y refrigerio que tomas. Continúa tomando en forma separada tus alimentos de tus bebidas, esta es una regla que muchos pacientes olvidan con el tiempo y evita líquidos altos en calorías. Visita un nutriólogo bariátrico de ser posible, ciertas combinaciones de alimentos funcionan mejor para la pérdida de peso y mantenerte satisfecho durante el día para ayudarte a cambiar tus hábitos más fácilmente.

3. NECESITAS MÁS MALABSORCIÓN

El componente de malabsorción del bypass es tan importante como la restricción. El tamaño que le deje a las asas  tu cirujano determina cuánta malabsorción tendrás tras la cirugía. No existe una solución única para todos los casos, tu cirujano determinará los tamaños  de las asas durante la cirugía una vez que esté dentro y mida el total de tus intestinos y tome en cuenta otros factores como tu IMC, las comorbilidades que puedas tener, el tamaño de tu pouch, etc.

Para algunos pacientes, la malabsorción puede no ser suficiente para ayudarlos a mantener la pérdida l peso a la larga. Conforme pasa el tiempo, el cuerpo se hace más eficiente y aprende a absorber más, de modo que los pacientes pierden  casi todo el componente de malabsorción y solo cuentan con la restricción que les ofrece el bypass y esto puede no ser suficiente para mantener la pérdida de peso . Algunos pacientes necesitan que más malabsorción sea agregada a la larga.

LO QUE PUEDES HACER:

Tu cirujano puede agregar malabsorción a tu bypass sin importar que el pouch y estoma requieran de reformación. La cantidad de malabsorción que puede ser agregada dependerá de las mediciones que tu cirujano usó en la cirugía original. Tener nuestro reporte original de cirugía ayuda, pero tu cirujano medirá las partes nuevamente una vez que esté dentro para determinar qué procede para ayudarte a absorber menos.

4. TU POUCH ES DEMASIADO GRANDE:

No existe una técnica única para realizar un bypass gástrico. Los cirujanos usan su criterio, experiencia, etc. para determinar cómo se realizará el bypass. Esto significa que algunos cirujanos dan a sus pacientes pouches de distinto tamaño. Tener un pouch que es demasiado grande para ti significa que eres capaz de comer demasiada comida en una sola ingesta. La restricción es uno de los 2 componentes de un bypass y un pouch demasiado grande elimina este aspecto importante. Inicialmente puedes perder peso fácilmente, pero con el paso del tiempo si el pouch es demasiado grande, lo más seguro es que vuelvas a subir de peso.

LO QUE PUEDES HACER:

Tu cirujano puede hacerte un estudio de trago  de bario o endoscopía para revisar el tamaño del pouch para ver si se puede hacer más pequeño. Si tienes la información (reporte de cirugía) de lo que procedió en tu cirugía, el cirujano puede determinar lo que se puede hacer. Rehacer tu pouch automáticamente significa que podrán rehacer tu estoma también, de modo que tendrás bastante restricción.

Si tu pouch es grande, pero no tan grande como para rehacerlo completamente, tu cirujano puede plegarlo desde afuera para darte algo de restricción. Esto solo se realiza cuando los pacientes agregarán malabsorción también, puesto que es una ayuda temporal.