888-344-3916

Después de la cirugía bariátrica, los pacientes deben tener cuidado al tratar el dolor con AINEs o medicamentos antiinflamatorios no esteroideos, como aspirina, ibuprofeno, Advil y Motrin.

Los procedimientos bariátricos tienen efectos sobre la absorción del fármaco y la biodisponibilidad. Es probable que la reducción en el tamaño del estómago dificulte su desintegración. El proceso de digestión normal se modifica. Por ejemplo, la mezcla gástrica, que promueve la desintegración del fármaco, se reduce después de un procedimiento. Triturar y masticar las tabletas, y preferir las formulaciones líquidas puede ayudar a menudo. Sin embargo, hay algunas drogas que no deben ser aplastadas.

Además, debido a que después de la cirugía de bypass gástrico, ahora hay una separación entre la bolsa y el fondo gástrico, y esta área del estómago tiene la mayoría de las células productoras de ácido, los medicamentos se disuelven con menos facilidad, ya que requieren un ambiente ácido y pH bajo para disolver.

Los medicamentos con recubrimiento entérico generalmente se disuelven fácilmente en un ambiente de pH bajo, y el pH del paciente después de la cirugía generalmente es alto.

La extracción o bypass de parte del intestino delgado (en cirugías de bypass gástrico y cambio duodenal) reduce la longitud del tracto gastrointestinal que absorbe los fármacos. Esta área del tracto gastrointestinal contiene mucosa intestinal, que absorbe las drogas. Debido a que el intestino se acorta, las drogas pasan menos tiempo en contacto con él. Por lo tanto, se deben evitar los medicamentos formulados en liberación prolongada, liberación retardada, liberación sostenida, con recubrimiento entérico y recubiertos con película porque no completarán su absorción. La solución es tomar analgésicos de liberación inmediata.

Los AINEs son medicamentos que aumentan el riesgo de desarrollar úlceras; específicamente, un tipo de úlcera llamada “úlcera marginal” después del bypass gástrico. Y después de la cirugía bariátrica, son más difíciles de diagnosticar y tratar. Las úlceras marginales pueden sangrar o perforar, por lo general no son fatales pero pueden causar molestias durante meses o años. Son una causa común de reoperación y, aunque es poco frecuente, incluso la reversión del bypass gástrico. Las úlceras están relacionadas con el uso de AINE en 15 a 30% de los pacientes después de un uso a largo plazo.

Los AINE tienen propiedades muy ácidas e incluso reducen la producción de mucosa gástrica, un elemento protector esencial del intestino; esta es la razón por la cual los AINE deben evitarse siempre que sea posible después de procedimientos bariátricos como el bypass gástrico, el cambio duodenal y la manga gástrica.

Existen analgésicos orales alternativos, como el acetaminofén, aunque no tienen como objetivo la antiinflamación; solo tratan el dolor. 

Sin embargo, algunos alimentos pueden combatir la inflamación gracias a sus cualidades antiinflamatorias naturales. Estos incluyen jitomates, aceite de oliva, vegetales de hoja verde, como espinacas, col rizada y acelgas; nueces y almendras; salmón, atún, y frutas como cerezas, arándanos y fresas.

Trate de evitar lo siguiente: ya que promueven la inflamación: pan y pasteles, papas fritas y otros alimentos fritos, refrescos y otras bebidas endulzadas con azúcar, carne roja (hamburguesas, filetes y carne procesada), margarina, mantequilla y manteca de cerdo.