888-344-3916

Los pacientes con gastrectomía en manga, bypass gástrico y cirugía de switch duodenal deben tomar medicamentos para la reducción del ácido llamados Inhibidores de la bomba de protones o IBP, como Omeprazol o Nexium.

Debido a que después de la cirugía, su estómago tiene grapas, produce más ácido, tiene que tomar IBP durante los primeros tres meses después de la cirugía sin fallar, ya sea que sienta acidez o no; esto minimiza el riesgo de complicaciones como el reflujo gastroesofágico y / o la formación de úlceras.

Los estudios han demostrado que tomar IBP reduce considerablemente el riesgo de formación de úlceras después de la cirugía.

Después de tres meses, la mayoría de los pacientes podrán dejar de tomarlos; esto reduce el riesgo de tener deficiencias de nutrientes como el calcio, el magnesio, el hierro y la vitamina B12 y limita las complicaciones asociadas con estas deficiencias, como fracturas óseas y anomalías cardíacas.

Los pacientes que toman IBP durante más de un año tienen más probabilidades de sufrir fracturas óseas y el riesgo aumenta si el paciente está tomando dosis altas. Es por esto que la suplementación con calcio es tan importante. El citrato de calcio es lo que generalmente se recomienda a los pacientes bajo terapia con IBP.

La hipomagnesia o niveles bajos de magnesio también son otra consecuencia a largo plazo de la terapia con IBP. Los estudios revelan que después de aproximadamente 5,5 años después de comenzar la terapia con IBP, los pacientes muestran niveles bajos de magnesio. Los síntomas incluyen hipotensión, arritmia y convulsiones. La discontinuación de los IBP generalmente recupera los niveles de magnesio, pero pueden requerirse suplementos orales y / o intravenosos.

Otras complicaciones a largo plazo incluyen infecciones como la neumonía. La hipótesis es que un ambiente ácido reduce la posibilidad de colonización bacteriana, y tomar IBP facilita la ocurrencia de infecciones. Sin embargo, este reporte se encontró en pacientes mayores de 65 años.

Es posible que algunos pacientes deban continuar usando los IBP debido a su estilo de vida; si fuman o beben, los síntomas ácidos pueden persistir. Si los síntomas de reflujo ácido persisten, se puede usar un IBP a largo plazo en combinación con la suplementación adecuada.

Es poco frecuente, pero algunos pacientes con reflujo ácido continúan teniendo síntomas de ácido, a pesar del uso de IBP y eso es cuando se sugiere la cirugía de bypass gástrico. Antes de considerar otra cirugía, los pacientes junto con su médico deben explorar diferentes dosis de IBP, diferentes marcas, etc.

En conclusión, los IBP son un medicamento seguro, sin embargo, si usted los usa a largo plazo, es importante que tome los suplementos correctos para compensarlos y evitar complicaciones.

Siempre consulte con su médico o farmacéutico antes de comenzar un nuevo medicamento.