888-344-3916

La apnea obstructiva del sueño (AOS) es un trastorno de salud muy grave.
Mientras duerme, la persona con AOS deja de respirar temporalmente y las consecuencias pueden ser mortales.

Afecta a alrededor del 25% de los hombres y cerca del 10% de las mujeres. Puede ocurrir a cualquier edad, pero es más común después de los 40 años y en personas con sobrepeso.

La mayoría de los pacientes bariátricos sufren de AOS o es probable que desarrollen el trastorno.

Por fortuna, recientemente un estudio bastante robusto publicó que después de los procedimientos bariátricos, los pacientes demuestran mejoramiento significativo.

Cerca de 75% de los pacientes bariátricos declararon que experimentan alguna mejora en la AOS después de la cirugía.

El estudio también revela que, después de la cirugía, la probabilidad de muerte causada por la AOS disminuye de 30 a 40 %.

¿Qué sucede físicamente cuando tienes AOS?

Cuando nos vamos a dormir, todo se relaja, incluso los músculos alrededor de la garganta se relajan.

Si hay demasiada grasa alrededor del cuello y la garganta, el peso hace que el tejido se colapse y bloquea o cierra el paso del aire alrededor de las vías respiratorias superiores.

¿Cuales son los sintomas?

El síntoma más incómodo para la persona que padece AOS es despertarse en medio de la noche, sin poder respirar o ahogándose.

Otros síntomas incluyen:

Ronquidos fuertes que te despiertan o molestan a los demás

Patrones irregulares y pausas recurrentes de la respiración durante el sueño

Sentirse inquieto y cansado después de dormir

Falta de concentración que dificulta las actividades diarias

Dolores de cabeza por la mañana

Depresión e irritabilidad

Alta presion sanguinea

Sudoración nocturna

Disminución de la libido

Tener sobrepeso no es lo único que causa AOS, por lo tanto, no todos los pacientes mejoran con la cirugía bariátrica.

Otras causas incluyen una anomalía estructural en las vías respiratorias superiores (como un tumor o un agrandamiento de las amígdalas o la lengua) o músculos que naturalmente se relajan en exceso.

Fumar, tomar pastillas para dormir y tomar bebidas alcoholicas antes de dormir pueden intensificar el problema.

Su médico general puede recetarle medidas correctivas, como mascarillas para respirar, llamadas CPAP (presión positiva continua en las vías respiratorias), BIPAP (presión positiva en dos niveles de las vías aéreas), sometidas a cirugía o somnoplastia, que le puede recetar su profesional médico.