888-344-3916

La cirugía bariátrica se ha vuelto muy importante para la vida de muchas personas y en la última década ha evolucionado tanto que se considera como el mejor tratamiento para la pérdida de peso. Su eficacia se traduce en resultados a largo plazo ya que es el método más seguro para lograrlos.

La investigación continúa expandiéndose hacia diferentes campos del conocimiento que también son significativos en el tratamiento del paciente bariátrico.

Estudios recientes en el Reino Unido han arrojado luz a los aspectos psicológicos que cambian en el paciente bariátrico después de la cirugía y cómo abordarlos siempre es importante para prevención de recaídas y como parte de su tratamiento.

Debido al hecho y la evidencia de otras investigaciones que demuestran que los candidatos bariátricos tardan más en sentirse satisfechos después de comer debido a que tienen una reacción más lenta en el sentido del gusto (lo que provoca que comer más sea una consecuencia más probable) y el hecho de que después de la cirugía, esta misma respuesta del gusto cambia: las comidas grasosas y dulces son menos agradables, los expertos en psicología han llegado a una hipótesis. Ellos creen que este hecho se puede aprovechar para desarrollar herramientas psicológicas en el paciente que ayuden al mantenimiento de la pérdida de peso después de la cirugía; tales como un tratamiento de terapia que se enfoque en los patrones de comportamiento. Consideran que esto reducirá el riesgo de recuperación de peso.

Otros estudios que también se centran en los factores psicológicos revelan que el examen psicológico previo a la cirugía puede ser importante para un resultado positivo y duradero. Aunque hay razones para creer que someterse a un tratamiento bariátrico también puede mejorar los problemas de salud mental, algunos candidatos que muestran estrés psicológico como ansiedad, trastornos de personalidad, adicciones o baja autoestima pueden requerir tratamiento psicológico antes y después de la cirugía para asegurar resultados positivos.

Otra investigación ha demostrado que hay una mejora psicosocial significativa después de la cirugía bariátrica. Las relaciones y las oportunidades de empleo surgen y, por lo tanto, la calidad de vida de los pacientes también mejora.

Los estudios también se centran en cómo se modifica la autoimagen del paciente después de la cirugía y cómo los sentimientos negativos que tenía hacia sus cuerpos mejoran radicalmente. Esto se convierten en un motivador clave para seguir las recomendaciones de los cirujanos y al volverse constante la motivación, los pacientes logran mantener hábitos duraderos en alimentación y ejercicio. El sentimiento positivo hacia sus cuerpos también puede ser un factor importante para los cambios en el comportamiento que influyen positivamente en todas las demás esferas de la vida del paciente.
No obstante, los estudios insisten en que es importante abordar el tema de la satisfacción física después de la cirugía con especialistas profesionales en salud mental para garantizar una mejor salud general.

En conclusión, la relación mente – alimento en el paciente bariátrico es un tema delicado. Como candidato a cirugía bariátrica en Mexicali Bariatric Center, nos ocuparemos de cada aspecto de su trayecto hacia su recuperación de salud. En nuestro equipo, contamos con un psicólogo especialista en bariatría, no dude en preguntar sobre lo que puede hacer por usted.  

Nuestro deseo es que se sienta apoyado y queremos ser para usted quien le recuerde que SÍ hay una mejor calidad de vida disponible, siempre. No se olvide de leer otros artículos geniales que pueden ayudarle durante el proceso.